Alella
Arenys de Mar
Arenyns de Munt
Argentona
Cabrera de Mar
Cabrils
Caldes d'Estrac
Calella
Canet de Mar
Dosrius
Malgrat de Mar
El Masnou
Mataró
Montgat
Òrrius
Palafolls
Pineda de Mar
Premià de Dalt
Premià de Mar
Sant Andreu de Llavaneres
Sant Cebrià de Vallalta
Sant Iscle de Vallalta
Sant Pol de Mar
Sant Vicenç de Montalt
Santa Susanna
Teià
Tiana
Tordera
Vilassar de Dalt
Vilassar de Mar
ALELLA
l término municipal de Alella, de 9,59 km2, se encuentra en el sector meridional de la comarca del Maresme, a poca distancia de la costa, en las vertientes de marina de la Serralada Litoral, entre el cerro de Mates (483 m de altitud), a poniente y el cerro de Colomer (257 m) y de Cabús (368 m) a levante; bajo este último coll de Font de Cera comunica Alella con el sector interior de la Serralada y, por tanto, con el Vallès Oriental (Vallromanes, La Roca del Vallès, etc.), el pueblo de Alella, cabeza del municipio, tiene una situación similar a otros pueblos de “encima” del Maresme, al pie de la sierra y en este caso en la confluencia de dos rieras que descienden, la de la Coma Fosca y la de la Coma Clara, que forman la riera de Alella, que desguaza directamente al mar, dentro del término del Masnou.

En toda Catalunya, en buena parte de Espanya y e muchos sitios del extranjero, se identifica el nombre de Alella con el vino, posiblemente porque una larga tradición de viticultores y elaboradores de vinos de extraordinaria calidad ha unido a lo largo de los años, de forma casi indestructible, tierra y producto, proyectando el nombre de este pueblo alrededor del mundo.

Actualmente toda esta tradición vinícola se mantiene más viva que nunca y los vinos de la Denominación de Origen Alella siguen simbolizando la voluntad de seguir siendo un pueblo mediterráneo auténtico y, por lo tanto, viticultor, pese a la dureza del oficio y las incidencias sufridas a lo largo de los años, de las cuales hay que destacar la plaga filoxera que devastó totalmente el cultivo a finales del siglo XIX.

Lugares de interés
Masía museo municipal de can Magarola, casa del vino de Alella. Can Magarola es una de las masías más antiguas de Alella. Situada en la parte más alta de la Riera Coma Clara, ha sido testigo, desde esta situación privilegiada, de más de 700 años de la milenaria historia del pueblo.

El campanario que reposa sobre la vuelta de la capilla del

Rosal, consta de dos cuerpos. En el interior y primitivo se conservan unos arcos de factura románica, bajo los cuales hay tres ventanales donde estaban las campanas del antiguo campanar, correspondiente a la primera capilla románica, el otro cuerpo se cree que fue construido durante las obras del siglo XV, ya que una campana que había antes del 1936 tenía la fecha del 1496.

La fábrica de pinturas. Un ejemplo de arquitectura industrial del XIX es la fábrica del Torrente Vallbona. Se trata de una nave industrial de planta rectangular alargada cubierta con un tejado a dos vertientes sobre las encaballadas de madera que liberan el espacio interior.

Torre del governador. Uno de los ejemplos más singulares de la arquitectura historicista y ecléctica, lo encontramos en la finca hasta hace poco denominada los Escolapios, la antigua Torre del Gobernador.

Can Bonveí - cal Vegetalí. Alrededor de los Escolapios florecen los más delirantes ejemplos eclécticos tardíos con la masía de can Bonveí reconvertida en castillo y la finca de cal Vegetalí con un exquisito jardín a pie de una volumetría poderosa, endulzada por un mosaico azul a juego con los pequeños templos del jardín.

El matadero. Este edificio que en terminología actual denominaríamos “equipamiento”, es una muestra de la arquitectura no residencial que a finales del XIX era especialmente abundante entre los edificios industriales. El uso del ladrillo visto y de la piedra son los elementos más característicos, junto con el juego de las diferentes cubiertas que se acentúa con los voladizos soportados con ménsulas de madera.

Can Llimona. Una finca de veraneo, en este caso construía para sustituir la antigua masía es can Llimona. Este edificio caracterizado especialmente por una mezcla de elementos arquitectónicos, sigue el esquema más repetido de las villas de veraneo. Volumen cúbico de planta baja y dos pisos con cubierta a cuatro vertientes.

Cal Boter. Muy cerca de can Llimona, si bien hoy prácticamente invisible debido a las nuevas edificaciones perpetradas, se encuentra Boter o les Hortènsies, casa natal del famosísimo Ferrer i Guàrdia. En este caso el edificio original, una típica masía de planta y piso con tejado a dos vertientes, se respetaron íntegramente las obras de ampliación de 1902.

Can Sanmiquel. Casi tocando a cal Boter encontramos can Sanmiquel. En apariencia parece una típica masía popular, pero la reforma realizada el 1914 y atribuida a el arquitecto Josep Puig i Cadafalch la convirtió en una elegante masía de veraneo de claro sabor modernista.

Can Bertran. Un caso muy singular de edificio construido de nueva planta y pensado como casa señorial de veraneo es can Bertran. Su volumetría cúbica perfilada por una cornisa caprichosa culmina con un gran tejado a cuatro vertientes rematado por un tragaluz central. Es un exponente magnífico emparentado con la más refinada arquitectura ecléctica de Barcelona.

Can Serra. Un ejemplo de antigua finca rural transformada, es la masía de can Serra. La finca, fue objeto de una transformación casi total con la reforma y las ampliaciones que se efectuaron a finales del XIX por reconvertir la antigua masía en casa señorial de veraneo sin perder la actividad agrícola, que todavía se mantiene.

Alella vinícola. La primera bodega cooperativa vinícola de Catalunya. A principios del siglo XX, el arquitecto Jeroni Martorell inició las obras de la “Vinícola” en el punto más alto del terreno, construyendo el edificio en sucesivas etapas, hasta cerrar el conjunto con el edificio de oficinas inmerso ya en la nueva corriente estilística del Noucentismo previo a la arquitectura moderna (las Escuelas Fabra de Goday).

El Parque Serralada Litoral. Una parte del término de Alella forma parte del Espacio de Interés Natural La Conreria – Sant Mateu – Cèllecs desde hace 10 años.

Ferias y Fiestas

Agosto. Fiesta Mayor de Sant Feliu con corre fuegos, gigantes, bailes, conciertos, etc.

Septiembre. La Fiesta de la vendimia es una de les fiestas más arraigadas de nuestro pueblo, con la Muestra de vinos y restauración, la pisada de la uva y la bendición del primer mosto, la Feria de Artesanos, etc.

Julio. La reunión del arroz, donde se juntan muchas pandillas para hacer las mejores paellas de arroz.

Ayuntamiento de Alella
Pl. de l’Ajuntament 1
Tel.: 93 555 23 39 - 93 555 28 54
Fax: 93 540 03 28
ajalella@alella.diba.es
http://www.ajalella.org

info@turismedia.com