Biosca
Cervera
Estaràs
Granyanella
Granyena de Segarra
Guissona
Ivorra
Massoteres
Montoliu de Segarra
Montornés de Segarra
Les Oluges
Els Plans de Sió
Ribera d'Ondara
Sanaüja
Sant Guim de Freixenet
Sant Guim de la Plana
Sant Ramon

Talavera

Tarroja de Segarra
Torà
Torrefeta i Florejacs
TORREFETA I FLOREJACS

Torrefeta i Florejacs
Torrefeta
Ayuntamiento de Torrefeta i Florejacs
Carretera, s/n -Torrefeta-
Tel. 973 52 01 84 - ajuntament@torrefeta.ddl.net
Horario: cada mañana menos los martes
Altitud: 475 m - Habitantes: 82
El pueblo de Torrefeta está situado en el sector noroeste del término.
Se conservan dos portales de medio punto y grandes dovelas que daban acceso a la villa, y también otras arcadas góticas en las calles del núcleo antiguo.
En dirección poniente del pueblo encontramos la iglesia de Sant Amanç con los elementos barrocos y unos ábsides semicirculares al oeste.

Florejacs
Altitud: 491 m - Habitantes: 41
El pueblo de Florejacs se encuentra en la parte oeste del término.
El núcleo antiguo, edificado encima de un territorio rocoso, está formado por varias callejuelas. En un lugar más elevado, encontramos el antiguo castillo de Florejacs, datado en documentos desde el año 1099.
La estructura del primitivo castillo medieval prácticamente no se ha conservado, ya que en el s XVI se reformó y se convirtió en casa señorial aunque ésta conserva algunos elementos medievales y una torre de defensa almenada, de planta rectangular, así como los muros escarpados de la muralla.

Bellveí
Altitud: 486 m - Habitantes: 43
El pueblo de Bellveí conserva rincones típicos en el núcleo antiguo. Preside el antiguo cercado la casa señorial que tiene la estructura de un gran casal, con ventanales de tipo renacentista y un patio central que comunica los distintos apartamentos con portaladas de grandes dovelas. En el dintel del portal hay un escudo de armas. La iglesia parroquial de Sant Jaume también está en el centro del pueblo y tiene una fachada de estilo neoclásico.

Las Cases de la Serra
Es una franja de terreno que curiosamente no está entre los límites de Torrefeta y Florejacs, sino separado de él.
Está situado en la parte norte del término de Sanaüja, en el extremo septentrional de la Segarra, y ya formaba parte del antiguo municipio de Florejacs desde tiempos inmemoriales.
Hay algunas casa rurales como: Mas Pujol, Mas d’en Vila, la Garraga de Bancal, etc. y casi todas conservan su antigua capilla al lado.
De éstas, la más destacada es la de Sant Pere de Mas Pujol, de estilo románico y con un ábside decorado con bonitos arqueos lombardos.

Castellmeià
Altitud: 525 m - Habitantes: 1
La aldea de Castellmeià (conocida antiguamente por Meià) está situada a medio día del Llor, a la carretera de Tarroja a Sant Ramon. Este sitio está presidido por el castillo de Castellmeià. El castillo, del s. XIII, se reformó en parte a finales del s. XVI. Es el tipo de castillo- palacio tardío, de planta casi rectangular con dos torres cilíndricas en las esquinas de los costados menores.
A unos 60 m dirección levante del castillo hay una pequeña iglesia.

El Far
Altitud: 435 m. - Deshabitado
Este pueblo está situado en la parte más meridional del municipio y al pie del camino que comunica Llor con Comabella.
La parte más antigua, situada cerca de la cima de un cerro, agrupa unas pocas casas, la mayoría de las cuales son de construcción irregular y que han quedado reducidas a ruinas por el paso del tiempo.
En esta parte alta estaba la antigua iglesia, dedicada a Sant Julià. Así como del castillo, de ambos edificios no queda casi ningún vestigio.
Actualmente en la parte baja está la ermita de Sant Domènec y un pequeño cementerio al lado, de propiedad particular, ya que pertenece a la familia Tàsies de Tàrrega.

Gra
Altitud: 469 m - Habitantes: 30
El pueblo de Gra tiene un núcleo de calles y casas antiguas y, en la entrada, viviendas más modernas. En la banda de levante encontramos la iglesia parroquial de Sant Salvador, que conserva un ábside de la primitiva construcción románica, pero el resto fue reedificado en el s XVIII.
Preside el dintel de la entrada un gran emblema heráldico

Granollers
Altitud: 430 m - Habitantes: 4
Situado al nordeste del municipio había formado parte de la baronía de Florejacs. La iglesia de Sant Jaume había sido sufragánea de la de Selvanera.

El Llor
Altitud: 522 m - Habitantes: 66
El Llor se encuentra en el sector de levante del término. El núcleo urbano se formó alrededor del antiguo castillo de Llor, que coronaba la cima, con estrechas callejuelas que bajan del castillo y otros que dan la vuelta al cercado. Entramos por un portal abierto en la banda de levante. Cerca del portal está la iglesia románica de Sant Julià. El conjunto de la edificación revela diferentes etapas en su construcción.

La Morana
Altitud: 484 m - Habitantes: 69
Cerca del portal de entrada a la Morana está la casa señorial restaurada en el s XVI. Este portal tiene dos arcadas: la primera, reconstruida en el s XVII, tiene un escudo y la segunda, posterior, continua los tramos de la muralla.
La iglesia parroquial de Sant Esteve tiene la orientación primitiva, pero fue reformada posteriormente.

Palou
Altitud: 547 m - Habitantes: 67
Encastillado como tantos otros pueblos de la Segarra, en el centro del núcleo hay una casa de tipo señorial y la iglesia parroquial de Sant Ponç, obra relativamente moderna que conserva la orientación de la iglesia primitiva. En el núcleo antiguo se conservan pasos cubiertos y casas soportales.

Riber
Altitud: 435 m - Habitantes: 26
El pueblo de Riber está situado a la derecha del Sió. Destaca el casal señorial de can Solsona, adosado a la iglesia de Santa Anna, de construcción relativamente moderna.
Sant Martí de la Morana
Altitud: 551 m - Habitantes: 29
La iglesia parroquial de Santa Maria fue reconstruida el 1706 en el lugar y orientación de la anterior iglesia. El campanario, moderno (1929) y muy alto, da al pueblo su silueta característica.


Sedó
Altitud: 450 m - Habitantes: 126
Sedó es el pueblo más grande del término y se encuentra a la derecha del Sió, en la vertiente de la montaña donde está la iglesia y los restos del castillo.
El pueblo está bien pavimentado, con rincones ajardinados, calles cubiertas y arcadas antiguas.
Algunas calles bajan de la colina y otras se alargan en la parte baja. Muchas casas conservan elementos medievales y platerescos.
La iglesia parroquial de Sant Donat conserva una buena parte de la estructura y la portalada de la época del gótico tardío.
Más al norte, en la línea de cresta está la ermita de Santes Masses.

Selvanera
Altitud: 490 m - Habitantes: 57
El pueblo de Selvanera está situado al nordeste de Palou en terreno plano y dominado por Can Viles, la antigua casa señorial, de piedra picada y ventanales de grandes cartelas. En la plaza está la iglesia de Sant Sebastià, que data del 1797, y en las afueras está la iglesia de la Soletat.

Les Sitges
Deshabitado
Situado entre los pueblos de Florejacs y Palou, y en el extremo de la Segarra, casi prácticamente rozando la Noguera, encontramos a les Sitges, lugar famoso por su castillo majestuoso, aunque hay unas cuantas casas más que forman un pequeño pueblo.
Situado en un terreno regularmente accidentado, rodeado de bosques, en su mayoría encinas, matorrales y zarzas, las tierras de conreo se dedican al cultivo de cereales, es un terreno bastante seco.
El castillo de planta cuadrada está coronado por una gran torre maestra que realza todo el conjunto, fue reformado y engrandecido a partir del s. XVI, y se convirtió en una fortaleza residencial.
Tiene un espacioso patio interior, la mayor parte de los muros son escarpados, y se accede por un portal adovelado, y unos ventanales con unas molduras muy utilizadas en el s. XVI.
En la parte de levante, a pocos metros del castillo, está la ermita románica de Sant Pere (que algunos historiadores consideran anterior al castillo); es un pequeño edificio de una sola nave, ábside semicircular, campanario de espadaña y con un pequeño cementerio al lado.
Accedemos a este lugar por un camino que está situado antes de llegar al pueblo de Florejacs.
La grandeza del lugar, bien manifiesta en siglos anteriores, queda contrastada por el silencio actual, ya que permanece deshabitado.