Biosca
Cervera
Estaràs
Granyanella
Granyena de Segarra
Guissona
Ivorra
Massoteres
Montoliu de Segarra
Montornés de Segarra
Les Oluges
Els Plans de Sió
Ribera d'Ondara
Sanaüja
Sant Guim de Freixenet
Sant Guim de la Plana
Sant Ramon

Talavera

Tarroja de Segarra
Torà
Torrefeta i Florejacs
GRANYENA DE SEGARRA

Ayuntamiento de Granyena de Segarra
Sant Pere, 14 - Tel. 973 53 08 99
Fax 973 53 02 64
ajuntament@granyenasegarra.ddl.net
Horario: jueves tarde
Altitud: 636 m - Habitantes: 197
La villa de Granyena de Segarra se alza en un cerro de 636 metros coronado por su antiguo castillo. Los portales y otros rincones medievales marcan el límite del antiguo cercado de la villa, amurallado, dominado por la escalinata y el templo parroquial. Desde el final de la Edad Media se comenzó a construir extramuros, y en el s. XVIII se construyó la plaza y la calle de Sant Pere sobre el antiguo cementerio.
La iglesia parroquial de Santa Maria es un gran edificio neoclásico, uno de los más grandes e interesantes de la Segarra, construido a finales del s. XVIII, con tres naves y un majestuoso campanario que marca la silueta del pueblo.
El castillo templario de Granyena, cuyos restos aun se conservan coronando la colina de la villa, era una construcción modesta pero bien fortificada, que incluía un convento. Durante el siglo XIII, la encomienda templaría de Granyena adquirió cierta importancia y tenía adscritas varias propiedades de la comarca de la Segarra y el Solsonès, de las cuales percibía derechos. Cuando la orden de los Templarios fue disuelta, a principios del s. XIV, Granyena pasó a la jurisdicción del orden del Hospital, y posteriormente sufrió las consecuencias de las guerras de Sucesión y de los Segadores.
Fue la segunda fortificación del lugar, ya que a medio kilómetro al sur de la villa encontramos las ruinas de una torre cilíndrica que hizo el servicio de guardia o defensa en el siglo XI y parte del XII.
En el antiguo camino de Cervera se levanta el santuario de la Mare de Déu del Camí. El edificio actual es de estructura barroca, pero el ábside, en el levante, conserva alguna pared de la construcción románica. Al lado está la casa de la ermita.