ALBONS
BEGUR
BELLCAIRE D'EMPORDÀ
LA BISBAL D'EMPORDÀ
CALONGE
CASTELL-PLATJA D'ARO
COLOMERS
CORÇÀ
CRUÏLLES
MONELLS I SANT SADURNÍ DE L'HEURA
FOIXÀ
FONTANILLES
FORALLAC
GARRIGOLES
GUALTA
JAFRE
MONT-RAS
PALAFRUGELL
PALAMÓS
PALAU-SATOR
PALS
PARLAVÀ
LA PERA
REGENCÓS
RUPIÀ
SANT FELIU DE GUÍXOLS
SANTA CRISTINA D'ARO
SERRA DE DARÓ
LA TALLADA D'EMPORDÀ
TORRENT
TORROELLA DE MONTGRÍ
ULLÀ
ULLASTRET
ULTRAMORT
VALL-LLOBREGA
VERGES
VILOPRIU
 

ULLÀ

Ullà era, hasta no hace mucho tiempo, un pequeño municipio poblado por gentes dedicadas en su mayoría a la agricultura. Sin embargo, su proximidad a Torroella de Montgrí ha hecho crecer en los últimos años el número de sus habitantes y ha transformado sus características. El término municipal se encarama hasta la cresta de la montaña de Ullà, que le hace de límite y que, en su punto más elevado, llega a los 300 m de altura. A los amantes de la historia les interesará saber que en el pueblo de Ullà existió en su día una comunidad de monjes agustinos, que habitaban un monasterio situado a orillas del Ter y del cual prácticamente no quedan restos. Una antigua crónica explica que, en el verano del año 1178, la comunidad fue víctima de un ataque de piratas sarracenos provenientes de Mallorca que habían desembarcado en la costa próxima a Ullà. La actual iglesia parroquial de Santa Maria de Ullà se construyó a finales del siglo XVIII y fue bendecida en 1804. Ese mismo año se trasladó al templo la imagen de la Virgen de la Fossa, del siglo XII, una talla de madera policromada de gran interés y valor que merece una
visita. La iglesia se alza en un lugar muy dominante, de espaldas al Montgrí y abierta a la llanura. Los aficionados a la arqueología tienen en Ullà un punto de referencia importante: se trata del yacimiento conocido con el nombre de Cau del Duc, una cueva de la montaña de Ullà situada en un punto próximo a la cresta desde la cual se puede disfrutar de una magnífica panorámica de toda la llanura del Ter.
info@turismedia.com