ALBONS
BEGUR
BELLCAIRE D'EMPORDÀ
LA BISBAL D'EMPORDÀ
CALONGE
CASTELL-PLATJA D'ARO
COLOMERS
CORÇÀ
CRUÏLLES
MONELLS I SANT SADURNÍ DE L'HEURA
FOIXÀ
FONTANILLES
FORALLAC
GARRIGOLES
GUALTA
JAFRE
MONT-RAS
PALAFRUGELL
PALAMÓS
PALAU-SATOR
PALS
PARLAVÀ
LA PERA
REGENCÓS
RUPIÀ
SANT FELIU DE GUÍXOLS
SANTA CRISTINA D'ARO
SERRA DE DARÓ
LA TALLADA D'EMPORDÀ
TORRENT
TORROELLA DE MONTGRÍ
ULLÀ
ULLASTRET
ULTRAMORT
VALL-LLOBREGA
VERGES
VILOPRIU
 
REGENCÓS
El municipio de Regencós, situado en la segunda línea inmediata del litoral, es una localidad tranquila y plácida formada por un núcleo compacto de una cincuentena de casas en torno a la iglesia, con callejuelas estrechas y cortas que conservan tramos del antiguo empedrado.
La construcción de la iglesia de Sant Vicenç comenzó en el año 1805, según marca una lápida del muro de la cabecera exterior, y se cree que acabó en 1815. El edificio es de una sola nave con capillas laterales y ábside poligonal cubierto con lunetos.
En el municipio aún se observan los restos de antiguas fortificaciones de finales de la Edad Media: torres, muros y portales.
Regencós se encuentra a los pies del Quermany Gros, colina en forma de altiplano que es una señal identificativa característica del paisaje de un extenso sector de la comarca.
Este pueblo ha sido muy conocido por sus ladrillares, que daban trabajo a buena parte de la población. Entre los siglos XIX y XX llegó a haber cerca de una veintena. En estas
fábricas se elaboraban manualmente los tradicionales adobes, baldosas y ladrillos. En la actualidad únicamente subsiste la de Josep Ferrer, último testimonio de un oficio que había dado mucha vida a este pueblo.
Un lugar del término que cabe destacar es el barrio de Puigcalent, situado a 800 m del pueblo. Se trata de una agrupación de masías de los siglos XVII-XVIII situadas en lo alto de un cerro poco elevado desde el que se disfruta de un extenso panorama de la bella llanura bajoampurdanesa
info@turismedia.com