L’Albiol
L’Aleixar
Alforja
Almoster
Arbolí
L’Argentera
Les Borges del Camp
Botarell
Cambrils de Mar
Capafons
Castellvell del Camp
Colldejou
Duesaigües
La Febró
Maspujols
Montbrió del Camp
Mont-roig del Camp
Prades
Pratdip
Reus
Riudecanyes
Riudecols
Riudoms
La Selva del Camp
Vilanova d’Escornalbou
Vilaplana
Vinyols i els Arcs
PRADES

Ayuntamiento
Tel.: 977 868 018
aj.prades@altanet.org
http://www.prades.altanet.org
Oficina de turismo
Tel.: 977 868 302
http://www.prades.es

Este pueblo debe este epíteto al color de los sillares con los que fueron construidas sus construcciones históricas más importantes (murallas, iglesia, arco del Ponus, fuente renacentista, antiguos portales de la villa y otros). Muchas casas actuales utilizan también el mismo material y así el pueblo toma un característico tono rojizo. El 9 de febrero de 1993, el Gobierno de la Generalitat de Catalunya aprobó el Acuerdo de declaración de bien de interés cultural en la categoría de conjunto histórico de la villa de Prades.
Prades, una villa medieval amurallada, alcanzó su primera época de esplendor entre los siglos XIV y XV cuando los condes de Prades establecieron su residencia oficial durante cuatro generaciones, ha sido durante siglos un pueblo agrícola y ganadero hasta que, bien entrado el s. XX, se ha perfilado como un pueblo vertido por encima de todo al turismo, que favorecido por el clima fresco del verano y frío del invierno y su variada belleza paisajística, combina la vertiente del ocio y del deporte con otra dimensión festiva y cultural que sobresale por el interés recuperador de las viejas costumbres del lugar.
Las montañas de Prades son un núcleo de dispersión de aguas que parte el término municipal en dos vertientes: la del Llevant, que vierte las aguas al Francolí y la de Ponent, que pertenece a la cuenca del Ebro.
La ganadería, que con toda probabilidad fue la actividad económica dominante, actualmente está casi agotada exceptuando alguna manada aislada de ovejas. Hay que destacar, no obstante la apicultura que produce
una miel muy preciada por su calidad.
La agricultura, que hasta hace poco constituía la producción básica de estas regiones se encuentra en un proceso de marcha atrás. Se tiene que especificar, no obstante, que cualquiera de los productos agrícolas de la meseta es famoso por su excelencia. Así hay que nombrar a la patata de Prades, la avellana, algunos cereales y una huerta no abundosa pero exquisita.
La caza del jabalí, especie muy abundante, es una de las actividades preferentes. La perdiz y el conejo se encuentran en franca regresión. La becada llega con las heladas. El corzo es una especie protegida.
Es típica la cocina del conejo y del jabalí preparados con setas y castañas y patatas y aliñados con las buenas hierbas aromáticas del lugar. Los embutidos (longanizas y butifarras) tienen mucho renombre. El xipoll es un antiguo y típico plato cocinado con diversas clases de carne a la brasa. El romesco, preparado con bacalao desmigado, aceitunas negras y escarola y ruixats con salsa, es un plato muy apreciado por la gente de la región.
Monumentos y restos históricos
Testigo de aquellos tiempos lejanos son los restos que quedan en la villa de las murallas que la rodeaban y los escasos vestigios del castillo. Parece que ambos fueron derribados a mediados de siglo XVII durante la guerra dels Segadors. Lo que queda del castillo es hoy muy poca cosa: sólo parte del ábside de su capilla. De las murallas, si bien alteradas por las casas que tienen adosadas, se conservan trozos con una torre y dos portales muy enteros, en uno de los cuales se puede apreciar el foso que lo defendía.
Ferias y fiestas
Mayo. Fiesta del tomillo. Desayuno popular al aire libre mientras se montan las paradas de productos artesanales.
A lo largo de la 2ª mitad del año se interpretarán conciertos con la música de la fletxa. 525 aniversario del nacimiento del músico pradenc Mateu Fletxa el vell que fue reconocido en Europa i autor de unas célebres «ensaladas» de un gusto alegre y popular.
Julio. La siembra, la siega y la batida del trigo. Reproducciones de las fiestas agrícolas con la indumentaria, herramientas y las técnicas que se utilizaban un siglo atrás. Fiesta del cava. Una celebración única en el mundo. Por los cuatro caños de la fuente renacentista, sólo una noche mana cava en lugar de agua.
1a semana de agosto. Festival internacional de música y curso internacional de clarinete. La capacidad de admisión es de 60 alumnos y el profesorado está nutrido por los mejores especialistas del momento.
2ª decimoquinta de agosto. Ferias y fiestas. Durante cinco días se celebran todo tipo de actividades lúdicas, deportivas, culturales y religiosas.
1ª semana de septiembre. Fiesta religiosa de la virgen del Abellera. Este año se celebra el 50 aniversario de la coronación de la virgen del Abellera. El 24 de agosto se baja en procesión por la noche hasta la iglesia del pueblo donde permanecerá hasta el día 2 de septiembre, día en que se celebra la fiesta de las vírgenes encontradas. Durante estos días habrá exposición de fotografías de cuando se coronó la virgen, conciertos en la iglesia y otros actos religiosos.
1ª quincena de septiembre. Fiesta de inicio de la patata de Prades.
Octubre. El mes de la seta
y el concurso de setas. La castañada. Celebra el tercer fin de semana la Fiesta Mayor.
Diciembre. Verbena de fin de año.

info@turismedia.com