Agullana
Albanyà
L'Armentera
Avinyonet de Puigventós
Bàscara
Biure
Boadella d’Empordà
Borrassà
Cabanelles
Cabanes
Cadaqués
Capmany
Cantallops
Castelló d’Empúries
Cistella
Colera
Darnius
El Far d’Empordà
L'Escala
Espolla
Figueres
Fortià
Garrigàs
Garriguella
La Jonquera
Lladó
Llançà
Llers
Maçanet de Cabrenys
Masarac
Mollet de Peralada
Navata
Ordis
Palau de Santa Eulàlia
Palau-saverdera
Pau
Pedret i Marza
Peralada
Pont de Molins
Pontós
El Port de la Selva
Portbou
Rabós
Riumors
Roses
Sant Climent Sescebes
Sant Llorenç de la Muga
Sant Miquel de Fluvià
Sant Mori
Sant Pere Pescador
Santa Llogaia d’Àlguema
Saus-Camallera
La Selva de Mar
Siurana
Terrades
Torroella de Fluvià
La Vajol
Ventalló
Vilabertran
Viladamat
Vilafant
Vilamacolum
Vilamalla
Vilamaniscle
Vilanant
Vilaür
Vila-sacra
 
 
 
 
ESPOLLA

Municipio del Alt Empordà, que se extiende desde la vertiente meridional de la sierra de la Albera, entre el cerro de los Pastores (1.173 m) y el pico de Sallafort (989 m) hasta la faja de pedimento del comienzo de la plana ampurdanesa. Comprende una gran parte del valle alto de la Orlina y, a la parte meridional, la cabecera del Merdanç.

El sector montañoso está lleno de bosques (alcornoques, robles, hayas, brezo, estepa). Los cultivos, en el sector de la plana, son de secano: vid, olivo y algún forraje. La cooperativa agrícola es una de las más antiguas de Catalunya y sus vinos y aceites son famosos por toda la comarca.

El pueblo, de unos cuatrocientos habitantes, está situado a 124 m de altura.


Lugares de interés

Bodega Cooperativa. Edificio destinado a la elaboración de vino, situado al pie de la carretera de Roses. Fue

concebido, en su estado original, por el Arquitecto Pelai Martínez i Paricio. La nave de tinas, conformada a partir de una sucesión de arcadas apuntadas de ladrillo visto, es el elemento más significativo.

Casa Coderch de Sentmenat. Se trata de un caserío con un característico soportal de arcadas de piedra en la fachada de levante. Fue, durante muchos años, el lugar de reposo y estudio del reconocido maestro de Arquitectura, José Antonio Coderch de Sentmenat.

Los puentes del Relliquer. El Relliquer es una extensión del núcleo que se construyó siguiendo el camino del cerro Castellar y paralelo al curso de la acequia del Merdanç. Con la integración de acequias al paisaje urbano y la construcción de puentes se conformó un interesante y característico paisaje. Tenemos una muestra en los puentes que aún nos restan en el extremo más meridional del barrio.

Plaza de Sant Jaume. En el núcleo antiguo se van sucediendo edificaciones con el acceso en la planta piso mediante escaleras exteriores. Se trata de una tipología propia de estas tierras que tiene la máxima expresión en los masos situados por toda la montaña de la Albera. Los edificios situados en las esquinas de la plaza nos ofrecen buena muestra.

Cal Marquès. En la banda de poniente de la plaza del Dolmen observamos, en un segundo plano, la torre medieval que presenta una ventana gótica con una columnita central en el centro del paramento del muro. Este conjunto, hoy restaurado y ocupado por viviendas, pertenecía a la propiedad del Marqués de Camps.

Plaza del Dolmen. Esta plaza es un espacio urbano resultante de la cesión al municipio de una antigua huerta propiedad del marqués de Camps. En el espacio, muy arbolado, se construyó, el año 1973, con motivo de la inauguración de la red de agua potable, un dolmen artificial.

Iglesia de Sant Jaume. Es un edificio del siglo XVIII formado por una gran nave central, orientada en sentido N-S, y capillas laterales. La edificación está situada parcialmente sobre los restos de una antigua iglesia románica. El campanario ha sufrido numerosas modificaciones y ampliaciones. La última, consistió en la construcción de la coronación actual, que se dejó inacabada. El cuerpo inferior, de bases cuadrada, es de la antigua iglesia románica.

Casa Balmanya. Edificio donde vivió, entre los años 1869 y 1915, el que fue maestro Antoni Balmanya i Ros. Su tarea al frente de la escuela pública de Espolla fue merecedora de la nominación de Escuela modelo de las elementales del partido de Figueras. Es considerado uno de los iniciadores de la renovación pedagógica de Catalunya.

Plaza de la Albera. Se trata de un espacio situado en un terreno en pendiente y ordenado a partir de muros de piedra que conforman bancales, con una clara referencia a los paisajes del entorno de Espolla. En el cimal de la plaza, un recinto de planta cuadrada aloja un menhir artificial construido con una gran piedra granítica de la vertiente del cerro Castellar. En la parte superior de la plaza, el edificio de la antigua rectoría acoge la sede del Paraje Natural de la Albera y del Ayuntamiento.

Els Pedrissos. En este rincón encontramos una fuente y un banco de obra adosado a un muro de fachada. Aparentemente pocos elementos de interés. La vida social que se genera, sin embargo, es del máximo interés. Es el punto de encuentro de mayores y jóvenes que, situados en un lugar privilegiado de observación, transcurren las horas estando de tertulia. Delante mismo, can Mascort, antigua casa solariega de una familia acomodada de la población, nos devuelve a una época florecimiento de la vida local de las primeries de siglo.

Castillo de Espolla. A levante de la calle de Figueres encontramos el recinto amurallado del Castillo de Espolla. Se trata de un conjunto de planta rectangular ordenado a partir de una calle central orientado en dirección N-S. De la construcción original, hoy poco visible, podemos destacar el portón de mediodía, construido con piedras graníticas, las esquinas, también de grandes sillares graníticos, y diversas aspilleras. Según Badia fecha de una época alrededor del siglo XIII.

Campo de urnas. Situado en el vecindario de los Vilars y descubierto el año 1886 por el maestro Antoni Balmaña. Necrópolis hallstática, datada entre los siglos IX-VIII a.C.

Dolmen del Barranc. Monumento megalítico funerario.

Sepulcro de la Cabana Arqueta. Monumento megalítico funerario.

Sepulcro de la Fuente del Roble. Monumento megalítico funerario.

Ermita de Sant Genís d’Esprac. Iglesia románica de los siglos XII-XIII. Consta de una nave y un ábside circular. El edificio se presenta completamente rebozado a excepción del muro norte de la nave y la base del ábside. En el muro norte se puede encontrar opus spicatum (siglo X).

Ermita de Sant Martí de Baussitges. Iglesia románica del siglo X. Consta de una nave dividida en dos tramos donde aún son visibles restos del enlosado original, y de un ábside de planta trapezial. El edificio es coronado por un campanario de pared de tres pilastras.

Esglesiola de Sant Miquel de Freixe. Iglesia románica de la primera mitad del siglo XI que se encuentra en estado de total abandono. Sólo se conserva el muro norte.

Ferias y fiestas

Enero. Fiesta de Sant Sebastià. Feria del aceite y el olivar.

Junio. Romería a Sant Genís.

Julio. Fiesta Mayor de Sant Jaume.

Ayuntamiento de Espolla
Amadeu Sudrià, 3
Tel.: 972 563 179
Fax: 972 545 084
espolla@ddgi.es
http://www.ddgi.es/espolla

info@turismedia.com